SON EXCUSAS



Si no hay razones busco excusas
para colarme en tus ensoñaciones.
Para que sean mis ojos
 los que anhelas ver cuando despiertas,
para que sean mis ojos
 los que ves mientras duermes.
Y si no hay razones buscaré excusas
para sentirme libre de ataduras.
Y sin impedimentos poder desearte,
que de esta pena yo tenga cura.
Porque no hay razones, pero tengo excusas
para que mi corazón te busque
aun cuando mi razón te rehúya.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Próximo lanzamiento: ¿COSA DE NIÑOS?

IV CERTAMEN NACIONAL RELATOS FALLA SANTIAGO RUSIÑOL