POESÍA




ME VI EN TUS OJOS

Me vi en tus ojos,
me vi en tus sueños,
me vi en tu vida,

me vi en tus besos.

Me vi contigo,

me vi queriendo,

queriendo tanto

que ya no veo,

pues son tus ojos

mi luz, mi cielo,

son mi camino
y son lo cierto.
Pues son tus ojos
con los que veo
y tu corazón
con el que siento.



ALMERÍA, TIERRA MÍA

Miro por mi ventana
y ... ¡qué lejos queda el mar!
Tan lejos como esos sueños
que un día fueron realidad.
Esas tardes de verano
paseando junto al mar,
cuando supe por un instante,
realmente lo que era amar.
Almería, tierra mía,

¡cuánto te voy a llorar!


Fragmento: DE CUPIDO NADIE SE ENAMORA


Cuando miro sus ojos, señora,
en ellos veo reflejados mi alma.
Cuando miro sus labios, señora,
ardo de deseos por besarla.
Cuando rozo sus manos, señora,
sueño con poder amarla.
Porque toda usted, señora,

se ha adueñado de mi alma.




ESTÁS A MI LADO

Cada mañana al despertar
tu mirada risueña
me anima a luchar.
Será un gran día,
me dices desde esa fotografía
que no me canso de mirar.
Y yo te creo,
porque si me faltan las fuerzas
sé que me ayudarás.
Porque aunque ya no estés conmigo
nunca has dejado de estar.
Ya que el amor nunca muere,
el amor se transforma,
viajas en mi corazón
y caminas cada día a mi lado.
Lo hacías cuando yo era pequeña
y me subías a caballo.
Y de mayor era yo la que te sostenía
cuando las piernas te fallaron.
Echo de menos esos pasodobles que bailábamos,
cuando tú no querías que yo me hiciera daño
al sostenerte en mis brazos.
Y yo te decía:
«Con el hombre más guapo estoy bailando».
Ese «Tres veces guapa»
que aún sigo cantando
y aunque tú ya no bailas,
 te siento a mi lado.
Te quiero, abuelo
y jamás te he olvidado
porque sé que cada día,
tú estás a mi lado.





NO LLORES ESPAÑA

No llores España,
no llores mi tierra,
no llores dolores,
no llores más penas,
por esos que te queman,
te fracturan, te saquean,
tú ya has vivido mucho,
has pasado muchas guerras.
Has sido romana,
musulmana, celta, íbera,
madre de culturas,
madre de cien lenguas.
Eres tú mi España,
eres tú mi tierra,
grande, fuerte, única,
hermosa y eterna.
Por eso no llores,
que todo se arregla.
Y será tu historia
quien narre esta afrenta.
No llores mi España, 
no llores mi tierra.




Soy aventurera
que viaja entre textos.
No sé cuándo sueño,
o simplemente recuerdo.
A veces soy princesa,
a veces soy verso,
otras soy la musa
que inspira a genios.
Soy las emociones
que a tu lado siento.
Has sido siempre y serás
mi más fiel compañero.


Recordemos... Cuando caminábamos juntos por los parterres, sin rozar nuestras manos. Cuando nuestros corazones latían acompasados y nuestras miradas furtivas se cruzaban de reojo, de vez en cuando, tímidas, juguetonas, como ese amor adolescente por el que no pasaban los años.
Recordemos... Cuando los primeros compases de una acordeón sonaban evocando un viejo tango argentino y tú me decías: "¿Bailamos?".
Y yo seguía tus pasos aunque no supiera a dónde me estabas llevando. Juntos todo lo teníamos. Todo lo que éramos, todo lo que soñábamos, todo era bonito. Todo era posible... Todo.
Ser como esas palomas que volaban juntas, libres, felices, eternos, con un futuro por delante solo para nosotros. Abrir nuestras alas y volar, ser libres... Soñar.

Ahora paseo por estos parterres y aunque ya nada es igual, solo se me ocurre decirte una cosa: "¿Recordamos?".


Si no hay razones busco excusas
para colarme en tus ensoñaciones.
Para que sean mis ojos
 los que anhelas ver cuando despiertas,
para que sean mis ojos
 los que ves mientras duermes.
Y si no hay razones buscaré excusas
para sentirme libre de ataduras.
Y sin impedimentos poder desearte,
que de esta pena yo tenga cura.
Porque no hay razones, pero tengo excusas
para que mi corazón te busque
aun cuando mi razón te rehúya.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Próximo lanzamiento: ¿COSA DE NIÑOS?

SON EXCUSAS

IV CERTAMEN NACIONAL RELATOS FALLA SANTIAGO RUSIÑOL