domingo, 15 de marzo de 2015

EL NINOT

Con motivo de las fiestas falleras y la llegada de EL CALORET FALLER, quería compartir con todos vosotros un relato especial, un relato fallero que refleja en parte ese amor que siento hacia la fiesta fallera y en especial hacia el monumento. Como pequeño detalle os revelaré que mi ninot indultat es una pequeña profesora (como yo) llamada AMA que tiene un lugar muy especial en mi hogar y en mi corazón. Ya sólo me resta deciros que paséis unas muy felices FALLAS 2015.

DEDICADO A JOSÉ, MARÍA, PABLO E IRENE, FFMM Y PRESIDENTES 2015 de la falla Santiago Rusinyol - Comte Lumiares.


EL NINOT

Anochece en el taller.  Los ninots esperan impacientes el amanecer cuando salgan a las calles para ser plantados y llenar Valencia de sátira, ingenio y gracia. Un resplandor ilumina el taller. El hada Primea revolotea abriendo sus alas alrededor de los ninots.

-Tú serás el elegido.

Agita su varita sobre el ninot del trovador y éste cobra vida.
Amanece en la calle Rivera. Los artistas ya descargan los ninots del camión.

-¿Eres nuevo? -Le preguntan  al trovador.
-Es mi primera plantà. -Contesta él tímidamente.
-Pues prepárate para un día intenso.

El trovador, convertido provisionalmente en artista fallero, está entusiasmado con su labor. De pronto una hermosa mujer aparece a su lado.

-Es impresionante. -Dice la chica admirando el remate del monumento.
-Tan hermoso como vos. -Dice el trovador besando su mano.

La chica queda desconcertada ante tanta cortesía. Y no puede más que responder un tímido:
-Gracias.

El resto de la mañana lo pasa junto a ellos, observando la labor de los artistas.

-Es la fallera mayor. -Le aclara su compañero.

Para él es la mismísima reina de los cielos porque en tan sólo unas horas ha robado su corazón por completo.  Lo que él desconoce es el interés que ha despertado en la chica. Las palabra del trovador le han robado el alma y en tan sólo unas horas, ella también cae rendida a sus encantos.

-Me gustaría que me acompañaras estas fallas; serás mi invitado especial.
-Sería un placer para mí, princesa. -Dice besando de nuevo su mano.

El trovador pasó las mejores fallas de su vida al igual que ella. Fueron días emocionantes en los que nació el amor.

-Nunca olvidaré estos días a tu lado. -Confiesa ella.

Y el trovador le responde con un dulce beso en sus labios.

-Me gustaría que esta noche me acompañaras en la cremà.
-Como desee, princesa.

Un resplandor ilumina de pronto la noche y el hada Primea aparece revoloteando sus alas.

-¡No! -Exclama el trovador.- Déjame al menos despedirme de ella.
-Lo siento, pero tu tiempo ha terminado. Es hora de que ocupes tu lugar.

Agitando su varita mágica, el trovador vuelve a ser un ninot. La chica está muy triste porque su trovador no ha aparecido.

-Tienes que encender la mecha. -Le apremia el presidente.

Entonces lo ve ahí entre los demás ninots. Es su trovador. Una lágrima escapa de sus ojos y antes de prender la mecha, le dice a su presidente:

-Ese de ahí será mi ninot indultat: mi trovador.

Y aunque esto es tan sólo una leyenda y nadie puede saberlo a ciencia cierta, dicen que el ninot también lloraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario